Fotografías/Setenil Opina

Ideas para Setenil

Una imagen de las Cuevas del Sol tomada por una amiga de Consuelo Carrasco, ANASTASIA SUROVA (Fotografitti) en una visita a Setenil. Hay que abrir las perspectivas del turismo en Setenil.

Daniel Camacho, de La Cueva del ibérico, es uno de los jóvenes emprendedores setenileños que con su esfuerzo, imaginación y preparación ha consolidado (en un clima poco propicio por la crisis y la falta de apoyos públicos) uno de los negocios con más personalidad del pueblo. Pionero en la venta por internet y en la apuesta por la calidad de los productos locales, nos escribe un artículo preñado de ideas, en el que nos hace propuestas interesantes para el futuro del turismo en Setenil, con una visión de largo alcance y con nuevas perspectivas empresariales. Hace falta que se escuche más a esta nueva generación que viene pegando fuerte. PEDRO ANDRADES

este es el pie

Las Cuevas del Sol, vistas con un gran angular, el mismo que aplica Daniel Camacho al futuro de Setenil. Al autor de esta foto no he conseguido localizarlo, aunque parece complementaria de la anterior.

Por DANIEL CAMACHO. De La Cueva del Ibérico

“Haciendo caso al imperativo que da título a este blog, voy a intentar expresar mis sentimientos sobre Setenil. Antes de nada, tengo que reconocer que no soy setenileño de nacimiento, más bien de adopción. Y es que mi infancia transcurrió entre El Burgo, Ronda y Setenil. Después del instituto en Ronda, fui a la universidad de Málaga y posteriormente trabajé varios años en esa gran ciudad, hasta que hace algo más de 3 años las circunstancias nos obligaron a volver.

No fue una vuelta amarga. Yo nunca había vivido permanentemente en Setenil, y ansiaba la sencillez, la familia, la vida tranquila, la naturaleza, los amigos de toda la vida.

A la hora de volver, tenía una cosa clara: quería tener un negocio propio, para algo estudié empresariales. Y nos propusimos montar La Cueva del Ibérico.

Los comienzos no fueron nada fáciles. Una tienda casi pelada de productos, estanterías y vitrinas. Sin especialización, el único valor añadido que aportaba era conocer los productos que vendía, sobre todo porque eran jamones ibéricos de los cerdos que cría mi familia. Además, eran tiempos difíciles, la crisis empezaba a azotar fuerte la economía local y para colmo nos colgaron la etiqueta de productos caros, quizás porque no había una tienda de productos gourmet. Afortunadamente, 3 años y muchas muchas horas de trabajo después, la tienda es otra cosa, un poco más parecida al negocio que ambiciono tener.

Y hablando de Setenil, me imagino o sueño que se convierta en un espacio cuidado, admirado, innovador, libre, solidario… un pueblo del que todos sientan envidia, sana pero envidia. Qué todo el mundo diga ¡qué bien se tiene que vivir aquí! Dicen que soñar es gratis. Y de los sueños se vive.

Creo que he tenido la fortuna de estar algunos años fuera y enriquecerme con otras culturas, personas, costumbres, ideas. Quizás por ello o por el carácter soñador cada vez que paseo por una de las calles de Setenil imagino proyectos, mejoras, ideas que me encantaría aplicar. Pienso que, como se dice coloquialmente, no sabemos apreciar lo que tenemos hasta que lo perdemos. Creo que a todos nos falta un poco de humildad para enfocar o mirar a nuestro pueblo de otra forma. Mirarlo, por ejemplo, como una copa de vidrio, frágil, que hay que cuidar. Pero también como un diamante en bruto, al que hay que pulir. No sé si me explico con claridad o estas metáforas sólo me suenan bien a mí.

Desde el punto de vista turístico, Setenil tiene un potencial incalculable. Es tarea de todos mejorar en todos los aspectos posibles. Empezando por el civismo que debemos tener, siendo respetuosos y limpios con nuestro pueblo. Formando a todos los sectores relacionados con el turismo en idiomas, trato al público, cultura popular…

Creo imprescindible la implicación de todos, sin excepción. Hablo no sólo del setenileño de a pie, sino de hosteleros, negocios varios, instituciones públicas o asociaciones privadas. Creo que la formación es la base de todo.

Ideas miles. Muchas ideas rondan mi cabeza, unas propias otras prestadas. Red de alojamientos turísticos, empresa de turismo activo, folletos generales y sectoriales en todos y cada uno de los puntos turísticos, museos, rutas, mejor señalización (dentro y fuera del pueblo), planes de formación, creación de casas-cuevas en zonas por explotar (C/ Jabonerías y Cabrerizas), crear cultura del vino que nos dio el apellido (bodega municipal), favorecer la cultura emprendedora (por ejemplo una quesería, fábrica de encurtidos) ligada a los sectores primarios que otrora tuvieron más peso en la economía local, y una extensa lista de pequeñas ideas en proceso de incubación.

Resumiendo, creo que entre todos y gracias, entre otras cosas, a este blog abierto a la participación ciudadana, podemos hacer de nuestro pueblo un lugar mucho mejor.

Algunos de los que leeréis esto ya me conocéis y sabéis que conmigo podéis contar para lo que sea. Me encanta sentirme útil y ayudar en todo lo que sea posible, sobre todo para mejorar la situación actual de nuestro pueblo.

Sin más me despido agradeciendo esta oportunidad para opinar”.

Acompañamos este artículo del programa “Conectando Setenil”, emitido en septiembre de 2012 por TVE, en el que el propio Daniel Camacho explica su proyecto.

 

3 pensamientos en “Ideas para Setenil

  1. Es todo muy bonito las palabras ,las ideas y la union de todo y todos ,siempre se a dicho un grano de arena no es nada pero otro y otro al final tendreis una playa, es broma no os hace falta la playa teneis un pueblo precioso para pulir y si no teneis codicia podreis hacer y compartir lo que querais ya sabeis la union hace milagros , muchas personas piensan en cambiar su pueblo y darle un giro bueno nos pasa a todos pero la codicia y corrupcion no les deja , quizas sea por que nadie les da un ejemplo , como vosotros quereis hacer seria un pueblo y un comienso a seguir , ojala lo consigais y no tendreis que preocuparos del futuro de vuestros hijos y de vuestros mayores y vosotros mismos ,un fuerte abrazo y adelante seria fantastico desde la distancia enterarme que todabia queda gente honrada que lucha por lo que quiere unida de corazon , saludos alegna .

  2. Dani, he leido tu interesante articulo y lo veo muy bueno pues nombras muchas cosas que aun tenemos que mejorar, como es atender bien a todos los que nos visitan, moderarse en los precios, pues no porque alguien sea de fuera hay que explotarlo pues para setenil el mejor reclamo es como lo hacemos con quien nos visitan, no solo las tiendas sino tambien los bares, restaurantes hoteles etc, pues no pensemos que quien nos visita son adinerados pues la mayoria son personas igual que nosotros y tambien los extranjeros, pues de ellos la mayoria llevan todo el año ahorrando para pasar sus vacaciònes en nuestra tierra y ya para teminar a nuestro bonito pueblo tambien le hacen falta mejores infraestrcturas como carreteras, buena informaciòn etc y para terminar UN APARCAMIENTO a la salida o entrada principal del pueblo que es la carretera de la cueva y ronda.
    un saludo. B. Villalòn T. pr

  3. Daniel, estoy totalmente de acuerdo contigo. Y añadia más, la educación o reeducación que necesitamos para poder emprender nuevos caminos. Sin educación en la participación, en el crecimiento, en la idea de que las cosas son lo que nosotros queramos que sean, la formación cae en saco roto, porque no hay motivación por los cambios.
    Yo hace mucho tiempo que marché de Setenil, medio por ilusión medio por desilusión, y con el paso del tiempo y con la impregnación que te da el participar en diferentes proyectos de desarrollo, de animación, de participación ciudadana, no ha habido ni uno de ellos en los que inconsciente o conscientemente no haya tenido una proyección hacia Setenil. Y ninguno de ellos, lo puedo asegurar, tenia el valor natural que tiene nuestro pueblo.
    Creo que tenemos un territorio, una identidad y unos recursos naturales, que por sí solos han sido capaz de atraer a multitudes. Gente dispuesta a disfrutar de lo que le ofrezcamos, pero durante muchisimo tiempo no hemos sido capaces de ofrecer ninguna alternativa activa que fuese capaz de retribuir en nuestro propio futuro, más alla por supuesto, de la Semana Santa, con la que hemos ido creciendo y delante de la cual todavia hoy somos capaces de sorprendernos por su capacidad de reinventarse.

    Creo que tenemos que “empoderarnos” como pueblo y ser capaces de decir lo que queremos y tambien lo que no queremos y apostar por empezar un nuevo ciclo, donde sobre todo, la gente joven, los niños y adolescentes que tenemos hoy, sean capaces de apostar por su propio futuro, por sus ilusiones, sus motivaciones y que las instituciones públicas, politicas y educativas, sean capaces de también reinvenarse, renovarse y implicarse en la educación integral de una generación que medio por ilusión medio por desilusión, se habran de ver obligados, si la situación no cambia, a inventir toda su energia en otros proyectos, en otros lugares, en otros territorios, que en definitiva no son los suyos. Para que vivir en el pueblo, pueda significar tambien, trabajar en el pueblo.

    Gracias Imagina Setenil, por dar este espacio a la opinión. Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s