Historias de aquí

Xal-Denil, los sueños no se jubilan

La Asociación de Mayores Xal-Denil, en una excursión a Santiago de Compostela.

La Asociación de Mayores Xal-Denil, en una excursión a Santiago de Compostela.

 

Con motivo del Día de los Mayores, Bartolo Villalón nos manda este artículo en el que nos recuerda que Xal-Denil es la asociación más veterana del pueblo y la única sin un local propio. También nos deja una frase maravillosa: los sueños no se jubilan. 

 

bartolo


BARTOLO VILLALÓN TORNAY
Secretario de la Asociación
de Mayores Xal-Denil

 

Con motivo del Día de las Personas Mayores (1 de octubre), voy a contar un poco la historia de nuestra asociación, que ya cuenta que ya cuenta con 21 años de antigüedad. Yo creo que es la pionera de Setenil y su entorno. Un día 9 de julio de 1992 se reunieron un grupo de setenileños y decidieron agruparse, y el diía 12 de noviembre del mismo año se registró oficialmente. Su primer presidente fue Francisco Gutierrez Andrades (Paco el del Chorro). Esta asociación se constituyó para organizar y participar en actividades culturales, de ocio, de tiempo libre, y fomentar la participación de este colectivo. Esta asociación se constituye sin patrimonio inicial y funciona con presupuestos anuales. El primero, en el año 1992, fue de 45,000 pesetas (270 €) y, a día de hoy, nuestro presupuesto ronda los 20,000 €, que se consiguen con cuotas mensuales, el trabajo de la Junta y la colaboración de todos su socios y de los setenileños durante todo el año.

A día de hoy, contamos con cerca de 170 socios y esperamos seguir prosperando, pero aun siendo una asociación con 21 años de existencia, todavía NO tenemos un local a diferencia de lo que ocurre en los pueblos colindantes. Pero, como decía Isabel Allende: ”Me gustan las personas que tienen que luchar para obtener algo, los que aun teniéndolo todo en contra salen adelante”.

Hoy en día también tenemos oportunidades de engancharnos al tren de las nuevas tecnologías y, aunque seamos mayores, nunca debemos pensar “yo no puedo hacer eso”, pues el cerebro nunca debe jubilarse. El amor, la voluntad, el deseo y la pasión de cumplir nuestros sueños son las alas para mirar la vida con optimismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s