Historias de aquí/Setenil de Cine

La película que Jessica Lange rodó en Setenil

Pincha en el vídeo de arriba para ver algunas escenas de “Flamencología”, el documental experimental grabado en Setenil y Morón por Daniel Seymour, en el que participaron Jessica Lange y su primer marido, Francisco Grande, a los que vemos en la foto de abajo.

Jessica Lange con su primer marido, el profesor y fotógrafo Paco Grande, hijo del eminente científico Francisco Grande Covián, y vivió una temporada en España hasta su regreso en 1973 a Estados Unidos.

Jessica Lange con su primer marido, el profesor y fotógrafo Paco Grande, hijo del eminente científico Francisco Grande Covián, y vivió una temporada en España hasta su regreso en 1973 a Estados Unidos.

PEDRO ANDRADES
Dedicado a Antonio Rodrigo,
que nos puso sobre la pista de esta historia y de otras muchas

Fue la mujer que enamoró a “King Kong”, la actriz que levantó pasiones con “El cartero siempre llama dos veces”, o la oscarizada co-protagonista de “Tootsie”. Pero antes de conquistar el estrellato cinematográfico, Jessica Lange participó en la producción de un documental sobre el mundo del flamenco que se grabó en 1969 o 1970 entre Setenil de las Bodegas y Morón de la Frontera. Se tituló “Flamencología” y lo dirigió Daniel Seymour, un fotógrafo estadounidense bohemio y adinerado que recorría Europa y cuya hermana, Rosa Van Kirk, Rosa “la americana”, vivía en “La Ponderosa”, lugar de peregrinación para los artistas flamencos de Morón comandados por el gran guitarrista Diego del Gastor. Desde la oficina de la actriz, nos lo han confirmado: “Jessica Lange estuvo en esa aventura. Era ayudante de Paco, estuvo allí con él y con Seymour en el rodaje. Guarda un muy buen recuerdo de todo aquello y de que fue una época de mucho entusiasmo y alegría por hacer cosas”.
La actriz era entonces una joven estudiante de Historia del Arte en Minnesota que se casó con el profesor y fotógrafo Paco Grande, hijo del emigrado científico español Francisco Grande-Covián. Ambos llegaron hasta Setenil con su íntimo amigo Daniel Seymour para rodar ese documental experimental y fotografiar el mundo del flamenco. Daniel Seymour los llevó a esta casa de las afueras de Setenil, rodeada de olivos y campos de ajos, sin luz artificial, con una leyenda escrita en el suelo de la puerta que decía: “Si sabes cantar flamenco, aquí tienes tu casa”. Ése era el lema de Rosa “la americana”, a quien en el pueblo recuerdan por la pulsera de oro que llevaba en el tobillo, sus paseos a caballo, los baños desnuda en la piscina que concitaban el interés de los mozos, alguna que otra madrugada en el casino de la Plaza, y, en especial, por su relación con las familias gitanas de Setenil, sobre todo con Macandé y los Polonio. También contó con el aprecio de Cristóbal el practicante, que le facilitó la compra de la casa a Enrique Camacho con un aval de 25.000 pesetas que puso Pedrín, mi padre.
Rosa frecuentó la compañía del mítico guitarrista Diego Flores (nacido en Arriate y criado en El Gastor, de donde tomó el sobrenombre), que era el símbolo del “flamenco puro” de  Morón y Utrera y el puntal de la “movida americana” generada por Don Pohren en la finca El Espartero y en el bar Los Gabrieles de Madrid. Hasta Morón llegaron muchísimos jóvenes extranjeros que conocían de la existencia de este pueblo por la base militar. En ese círculo aparecen grandes nombres del flamenco como Fernanda de Utrera, Juan Talega, Perrate, Joselero o el “carnicero” Anzonini del Puerto, quien convivió durante años con Rosa en Setenil. Diego del Gastor era un personaje singular que, por voluntad propia, se apartó de los focos y tan sólo permitió que le grabaran en dos ocasiones: para la monumental serie “Ritos y Geografía del cante” y, que sepamos, para este documental “casero”, en un ambiente de confianza, en el que el cámara (posiblemente Paco Grande, el marido de Jessica Lange) rueda con interés “antropológico” primeros planos de los rostros y los paisajes que identifica con el flamenco. El documental, de apenas 20 minutos, arranca con un cante poderoso en “La Ponderosa” de dos artistas que acompañaban a Diego del Gastor, Francisco Molina y Rafael el Gordo, y se traslada a Casa Pepe, en Morón. El remate con Juan Talega es para escucharlo. Como anécdota colateral, diremos que aparece un joven Rafael Álvarez “Lele” Colunga, que fue presidente de los empresarios andaluces hasta su trágica muerte.
“FLAMENCO PROJECT”.
El alcance de la “movida americana” alrededor del flamenco, en unos años en que todavía ni era Patrimonio de la Humanidad ni tenía la merecida consideración de hoy en día, se puede apreciar en el catálogo “Flamenco Project” (Cajasol, 2008), un excepcional material recuperado por Steve Kahn y donado a la Fundación Fernando Villalón, en el que fotógrafos como el propio recopilador (tiene presencia profesional en varios países) y otros como el citado Daniel Seymour retratan un período único de la historia del flamenco. En ese libro, Seteve Kahn relata cómo le marcó su viaje a Setenil con Diego del Gastor, en un viejo wolkswagen verde lleno de músicos, y cómo la noche “mágica” que pasó en la casa de Rosa y Anzonini le supuso el descubrimiento del “duende”. “Nunca olvidaré”, dice, “el oscuro y silencioso caserío esa noche, entre los antiguos olivos y campos de ajos”. De la exposición asociada a “Flamenco Project” ya han disfrutado muchos pueblos.
En la fotografía, Virginia Gilmore, esposa de Steve Kahn, Diego del Gastor y Rosa Van Kirk, "la americana", que viajaron juntos a Setenil en 1968. Foto: Daniel Seymour ("Flamenco Project).

En la fotografía, Virginia Gilmore, esposa de Steve Kahn, Diego del Gastor y Rosa Van Kirk, “la americana”, que viajaron juntos a Setenil en 1968. Foto: Daniel Seymour (“Flamenco Project).

Diego del Gastor, una leyenda del flamenco, y un asiduo de la casa de "La ponderosa" en Setenil, en una imagen tomada en 1970. Foto: Daniel Seymour, recogida en "Flamenco Project"

Diego del Gastor, una leyenda del flamenco, y un asiduo de la casa de “La ponderosa” en Setenil, en una imagen tomada en 1970. Foto: Daniel Seymour, recogida en “Flamenco Project”

Daniel Seymour posa con el cantaor Francisco Molina en 1970. El americano falleció en el Mar del Caribe,en 1973, mientras navegaba en solitario. Foto: Flamenco Project

Daniel Seymour posa con el cantaor Francisco Molina en 1970. El americano falleció en el Mar del Caribe,en 1973, mientras navegaba en solitario. Foto: Flamenco Project

Anzonini del Puerto, que vivió varios años en Setenil con Rosa "la americana", en una imagen de 1981 con Fernanda de Utrera. Foto: Robert Klein, de "Flamenco Project"

Anzonini del Puerto, que vivió varios años en Setenil con Rosa “la americana”, en una imagen de 1981 con Fernanda de Utrera. Foto: Robert Klein, de “Flamenco Project”

 

La casa de "La Ponderosa", actualmente propiedad de José Parra el Chinorro y Loli Vargas, está en venta.

La casa de “La Ponderosa”, actualmente propiedad de José Parra el Chinorro y Loli Vargas, está en venta.

P.D.: El 8 de julio de 2015, El Semanal de El País publicaba un reportaje titulado “La mirada de Jessica Lange” en el que recogía este testimonio de Francisco Grande alusivo a ese viaje. Recogemos el texto literal: “Francisco Grande ha sido una figura muy importante en su vida, un guía y un amigo”, explica Anne Morin. Hija de un maestro y vendedor ambulante y de un ama de casa, Lange empezaba sus estudios universitarios cuando decidió apuntarse a clases de pintura. Al no quedar plazas, acabó en el aula de la entonces hermana pobre de las bellas artes. Allí estaba Grande. La alumna y el joven profesor se enamoraron y decidieron viajar juntos a España, de norte a sur. En ese momento, Lange se convirtió en una observadora de la realidad sin cámara. “Las cámaras entonces las llevaba yo”, recuerda Francisco Grande desde su casa de Wisconsin. “Fue un viaje inolvidable, era el final de la España de pandereta, pero para una pareja enamorada era un país maravilloso. Vivíamos con unoshippies amigos míos que estaban rodando una película sobre los gitanos de Morón de la Frontera (Sevilla). Allí descubrimos el flamenco. Luego subimos en moto hasta Barcelona, donde nos quedamos en la Casa Güell. Vivimos unas historias muy románticas. Fuimos a ver a mis tías, yo mentí a mi familia y les dije que estábamos casados. Mentiras piadosas de aquellos tiempos”.
El archivo de "Flamenco Project", reunido por Steve Kahn, es una documentación de excepcional calidad del fenómeno flamenco que vivió Morón en la época de Diego del Gastor.

El archivo de “Flamenco Project”, reunido por Steve Kahn, es una documentación de excepcional calidad del fenómeno flamenco que vivió Morón en la época de Diego del Gastor.

Anuncio publicitario publicado en la Revista de Feria de 1968.

Anuncio publicitario publicado en la Revista de Feria de 1968.

 

2 pensamientos en “La película que Jessica Lange rodó en Setenil

  1. Pingback: Setenil de cine: Un paseo de película por el pueblo | imaginaSetenil

  2. Pingback: Un paseo de película por Setenil | guiadesetenil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s