Historias de aquí/Turismo

La ruta de los Reyes Católicos en Setenil

En Álora y Setenil estrenaron los Reyes Católicos la nueva artillería que cambiaría el signo de la guerra contra el Reino de Granada. Desde San Sebastián bombardearon la Villa “a sangre y fuego”, provocando el terror en los pobladores del pueblo que había resistido los asaltos anteriores y ganado fama de inexpugnable. Esta imagen está tomada desde el campanario de la Iglesia de la Villa, mandada construir (primero fue un pequeño templo mudéjar y luego se amplió para adquirir sus estructura actual) sobre una antigua mezquita. Abajo, vemos la imagen de Isabel y Fernando, y a los actores Rodolfo Sancho (hijo de ‘Curro Jiménez’) y de Michelle Jenner, que encarnan a los populares personajes en la serie de TVE. Foto: FERNANDO ALDA. En su recomendable página web podéis ver más fotos http://www.fernandoalda.com/

En Álora y Setenil estrenaron los Reyes Católicos la nueva artillería que cambiaría el signo de la guerra contra el Reino de Granada. Desde San Sebastián bombardearon la Villa “a sangre y fuego”, provocando el terror en los pobladores del pueblo que había resistido los asaltos anteriores y ganado fama de inexpugnable. Esta imagen está tomada desde el campanario de la Iglesia de la Villa, mandada construir (primero fue un pequeño templo mudéjar y luego se amplió para adquirir su estructura actual) sobre una antigua mezquita. Abajo, vemos la imagen de Isabel y Fernando, y a los actores Rodolfo Sancho (hijo de ‘Curro Jiménez’) y de Michelle Jenner, que encarnan a los populares personajes en la serie de TVE. Foto: FERNANDO ALDA. En su recomendable página web podéis ver más fotos http://www.fernandoalda.com/

Imagen de Setenil en 1.564, realizada por el pintor flamenco Joris Hoefnagel y publicada en la obra 'Civitates Orbis Terrarum', que pretendía ser un atlas del mundo.

Imagen de Setenil en 1.564, realizada por el pintor flamenco Joris Hoefnagel y publicada en la obra ‘Civitates Orbis Terrarum’, que pretendía ser un atlas del mundo.

La Toma de Setenil el 21 de septiembre de 1484 quedará reflejada en uno de los respaldos de la soberbia Sillería de la Catedral de Toledo. El Coro bajo, donde está Setenil, es obra de Rodrigo Alemán. La escena muestra la rendición del alcaide "moro", El Cordi, ante el Rey Fernando el Católico. Isabel estaba en Córdoba. Unos 200 vecinos musulmanes serán escoltados hasta Ronda. Un reducido grupo, unos 25, se quedará y fundará Alcalá del Valle. El historiador Juan Mata Carriazo describe así la escena: "Ante los fuertes muros de Setenil, tras los cuales asoman algunas casas de la ciudad, avanza a plana mayor de la caballería cristina. A la cabeza marcha don Fernando, cubierta la armadura con rico y cumplido ropón, con corona y, al cuello, un pesado collar. A su lado, el cardenal Mendoza, con las ropas de su dignidad, cabalga en una mula de cola corta y orejas erizadas. Dialoga con el cardenal un musulmñan de distinción, cadena al cuello. A la izquierda del rey, también adronado con su collar, el marqués de Cádiz. En segundo término, la cruz y el pendón real. Detrás, masa compacta de caballeros. Por la puerta de la ciudad salen a rendirla sus jefes. El primero ha dejado el caballo, que un peón sujeta de la brida, y, la rodilla en tierra, destocado, presenta a don Fernando las llaves de la plaza. Detrás del alcaide, otros moros, todos ello cubiertos, no con turbantes, sino con esa especie de gorro o bonete con el que luego se representa a los moriscos. (...) El tablero puede representar esta rendición definitiva o la entrega de rehenes, en cuyo caso el personaje que tiene de la brida un caballo será el mensajero para Ronda".

La Toma de Setenil el 21 de septiembre de 1484 quedará reflejada en uno de los respaldos de la soberbia Sillería de la Catedral de Toledo. El Coro bajo, donde está Setenil, es obra de Rodrigo Alemán. La escena muestra la rendición del alcaide, El Cordi, ante el Rey Fernando el Católico. Isabel estaba en Córdoba. Unos 200 vecinos musulmanes serán escoltados hasta Ronda. Un reducido grupo, unos 25, se quedará y fundará Alcalá del Valle. El historiador Juan Mata Carriazo describe así la escena: “Ante los fuertes muros de Setenil, tras los cuales asoman algunas casas de la ciudad, avanza la plana mayor de la caballería cristiana. A la cabeza marcha don Fernando, cubierta la armadura con rico y cumplido ropón, con corona y, al cuello, un pesado collar. A su lado, el cardenal Mendoza, con las ropas de su dignidad, cabalga en una mula de cola corta y orejas erizadas. Dialoga con el cardenal un musulmán de distinción, cadena al cuello. A la izquierda del rey, también adornado con su collar, el marqués de Cádiz. En segundo término, la cruz y el pendón real. Detrás, una masa compacta de caballeros. Por la puerta de la ciudad salen a rendirla sus jefes. El primero ha dejado el caballo, que un peón sujeta de la brida, y, la rodilla en tierra, destocado, presenta a don Fernando las llaves de la plaza. Detrás del alcaide, otros moros, todos ello cubiertos, no con turbantes, sino con esa especie de gorro o bonete con el que luego se representa a los moriscos. (…) El tablero puede representar esta rendición definitiva o la entrega de rehenes, en cuyo caso el personaje que tiene de la brida un caballo será el mensajero para Ronda”.

PEDRO ANDRADES

Al calor del éxito de la serie “Isabel” de TVE han florecido rutas turísticas en toda España por los lugares que marcaron la vida de la reina castellana y que están sirviendo de aliciente económico para muchos municipios que han sabido rentabilizar su patrimonio y su pasado. Muchos de ellos aparecen en el libro “La España de Isabel”, recién editado. En Setenil existe un recorrido desde San Sebastián a La Villa con tantos o más fundamentos históricos que muchos de esos sitios. La conquista cristiana de Setenil en 1484 por los Reyes Católicos es el hito más conocido del pueblo y su relevancia en la historia de España quedó reflejada en la impresionante Sillería de la Catedral de Toledo. Este episodio, que fue muy violento y cruel con la población que resistía en la fortaleza, dejó a posteriori un rastro patrimonial de enorme valor: la ermita de San Sebastián (primer edificio cristiano del pueblo), la Iglesia de la Villa y su valioso tesoro artístico (el retablo de la Anunciación o la casuya donada por Isabel y Fernando, entre otros), el Hospital de Santa Catalina (que luego fue Seminario y acabó derribado hacia 1970 para construir los pisos de la Villa, en uno de los mayores atropellos urbanísticos cometidos en el pueblo), o el antiguo Ayuntamiento (hoy Oficina de Turismo) con su valiosísimo artesonado mudéjar. A estos monumentos hay que sumar, como envés de la misma historia, el formidable Torreón medieval de Setenil y los Cortinales, si algún día se recupera ese espacio que fue el centro del pueblo en aquellos años y que permite conectar la Villa con el río en uno de los recodos más bonitos del cauce, en el paseo de Las Jabonerías y Las Cabrerizas. Un complemento ideal para que la visita a Setenil sea algo más que dos horas dando vueltas por las impresionantes Cuevas del Sol y de la Sombra. Si el pueblo articula con profesionalidad esta Ruta de los Reyes Católicos y, la principal, que es la Ruta de las Cuevas, tendrá turismo asegurado para duplicar el número de hoteles y restaurantes.

Aspecto de la ermita de San Sebastián tras concluir su restauración. Foto: TROTONES DE ARCOS. Más información en su web http://pavostrotones.blogspot.com.es/

Aspecto de la ermita de San Sebastián tras concluir su restauración. Foto: TROTONES DE ARCOS. Más información en su web http://pavostrotones.blogspot.com.es/

Desde el tejado de la ermita de San Sebastián se divisa Acinipo, tras un maravilloso mar de olivos. En primer plano, el cementerio. Foto: ÁNGEL MEDINA LAÍN

Desde el tejado de la ermita de San Sebastián se divisa Acinipo, tras un maravilloso mar de olivos. En primer plano, el cementerio. Foto: ÁNGEL MEDINA LAÍN

Esta ruta nace en la propia ermita de San Sebastián, el pequeño templo, casi un minúsculo oratorio, que levantaron los Reyes Católicos aproximadamente en 1484, durante la última fase del asedio a la resistente fortaleza de Setenil, todavía frontera del Reino de Granada, una edificio con más de cinco siglos de historia que ha adquirido un encanto añadido con su reciente restauración y que está asociado a una de las procesiones más antiguas de Andalucía, la del Silencio (data de 1551). Pese a que durante años ha permanecido casi en el olvido, San Sebastián tiene una privilegiada ubicación y ofrece un agradable y suave paseo entre olivares desde el que se divisa Acinipo, Olvera, las terrazas del Tejarejo, o el arroyo de Alcalá. En esta zona, el ejército católico levantó seis grandes tiendas para atender a enfermos y heridos que se conocieron como el “Hospital de la Reina“, ya que fue la propia Isabel quien ideó el que está considerado el primer hospital militar de la historia, y también la nueva artillería que estrenaba Fernando el Católico y que cambiarían el signo de la guerra contra el Reino de Granada. De la guerra de lances caballerescos (tras la derrota de Loja el monarca cambió su estrategia militar) al combate “a sangre y fuego” que ya había impuesto el Imperio turco en la Europa occidental. Álora y Setenil fueron el escenario en los que primero se experimentó con el nuevo y mortífero fuego artillero que derribaba los muros de aquellas fortalezas y sembraba el terror entre los setenileños de la fortaleza. Setenil fue inexpugnable ante los saeteros durante décadas y marcó la frontera del Reino de Granada, pero resultó un blanco fácil ante el nuevo artilugio militar y el poderoso ejército del Marqués de Cádiz. El 20 de septiembre de 1484 se rindió Setenil y los Reyes Católicos la consideraron Villa Realenga, otorgándosele los mismos privilegios que a la ciudad de Sevilla. Al mismo tiempo se ordenó la construcción de la Iglesia Parroquial y el Hospital de Santa Catalina.

Vista de Setenil desde el Mirador del Peñón de los Enamorados. En "Suspiros del Moro", Emilio Castelar escribió: "Los pesadísimos cañones han acertado a subir donde solamente llegan las nubes, y desde allí, han puesto en aprieto a Setenil, a la inexpugnable Setenil, de quien dijeran los poetas que solamente podían llevársela en sus garras las águilas”. Muy cerca de aquí, efectivamente, instaló el Rey Fernando  la nueva artillería importada de Alemania y de Bretaña, que tan buen resultado militar le había dado en Álora, durante la misma campaña.

Vista de Setenil desde el Mirador del Peñón de los Enamorados. En “Suspiros del Moro”, Emilio Castelar escribió: “Los pesadísimos cañones han acertado a subir donde solamente llegan las nubes, y desde allí, han puesto en aprieto a Setenil, a la inexpugnable Setenil, de quien dijeran los poetas que solamente podían llevársela en sus garras las águilas”. Muy cerca de aquí, efectivamente, instaló el Rey Fernando la nueva artillería importada de Alemania y de Bretaña, que tan buen resultado militar le había dado en Álora, durante la misma campaña. Foto: ÁNGEL MEDINA LAÍN

El monumental Lizón, visto desde la calle Alta. Foto: ÁNGEL MEDINA LAÍN

El monumental Lizón, visto desde la calle Alta. Foto: ÁNGEL MEDINA LAÍN

De la ermita hay un paso hasta el mirador del Peñón de los Enamorados, un lugar para disfrutar de la visión del caserío escalonado y de la personalísima peña sobre la que se asientan el Torreón y la Iglesia de la Villa. La bajada por Los Espinillos y el tránsito de la Calle Alta nos llevan en apenas unos minutos pausados a la misma calle Reyes Católicos y nos coloca ante el reto principal de la ruta, a las puertas de lo que fuera un inexpugnable “nido de águilas”. Tras la obligada visita al antiguo Ayuntamiento, uno de los edificios levantados tras la conquista cristiana, y el disfrute del artesonado mudéjar de la que hoy es la Oficina de Turismo, un paseo por el Torreón (con su espléndida atalaya para divisar el pueblo), ese fantástico mirador al pueblo que es El Lizón y la visita a la Iglesia parroquial y al balcón de la Villa a buen seguro que nos animan a descubrir, a su vez, las nuevas y sorprendentes calles que  se divisan fuera (o bajo) la muralla y nos abrirán el apetito para quedarnos a comer en cualquiera de los restaurantes o bares de Setenil.

La bajada de Reyes Católicos, en dirección al antiguo Ayuntamiento (ahora Oficina de Turismo), sobre el que se eleva el Torreón.

La bajada de Reyes Católicos, en dirección al antiguo Ayuntamiento (ahora Oficina de Turismo), sobre el que se eleva el Torreón.

Artesonado mudéjar, con una inscripción que recuerda la conquista de Setenil por los Reyes Católicos. Foto: ÁNGEL MEDINA LAÍN

Artesonado mudéjar, con una inscripción que recuerda la conquista de Setenil por los Reyes Católicos. Foto: ÁNGEL MEDINA LAÍN

Abajo, una excelente galería de fotografías realizadas por Fernando Alda, y abajo, un recorrido en vídeo por este monumento.

Vistas al pueblo desde el mirador del Torreón, que son una invitación a perderse por Setenil

Abajo, imágenes de la Iglesia de la Encarnación, que todo el mundo de Setenil llama “la Iglesia de la Villa”. El reportaje fotográfico es de Ángel Medina Laín.

7 pensamientos en “La ruta de los Reyes Católicos en Setenil

  1. Que maravilla toda la historia del bello Setenil. Las fotos inmejorables se ve que esta muy remozada la ermita desde la ultima vez que la vi’,sigan adelante hermoso trabajo de “imaginasetenil”….

  2. Pingback: 21 Septiembre: Setenil olvida su historia | imaginaSetenil

  3. Pingback: Rotundo éxito de “Setenil, una Villa entre Culturas” | imaginaSetenil

  4. Pingback: Setenil se coloca entre los destinos rurales más buscados de España | imaginaSetenil

  5. Pingback: Diez propuestas para Setenil | imaginaSetenil

  6. Pingback: El boom turístico de Setenil | imaginaSetenil

  7. Pingback: Aquí nació Setenil: un paseo por Los Cortinales | imaginaSetenil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s