Historias de aquí

Pasos Largos, una vida de novela que arranca en una barbería de Setenil

Las andanzas y el descaro de "Pasos Largos" le hicieron famoso en la época y su captura se convirtió en una prioridad del Gobierno. El ministro de la Gobernación movilizó un ejército en 1916 para apresarlo.

Las andanzas y el descaro de “Pasos Largos” le hicieron famoso en la época y su captura se convirtió en una prioridad del Gobierno. El ministro de la Gobernación movilizó un ejército en 1916 para apresarlo.

PASOS LARGOS, EL ÚLTIMO BANDOLERO.
Descarga gratis la novela de
Salvador Moreno Valencia

El escritor Salvador Moreno Valencia, natural de Setenil (nació en la Calle Alta en 1961) y afincado en Fuengirola, es autor de varias novelas y de numerosos artículos periodísticos y literarios. Entre otros, ha publicado "Pasos Largos, el último bandolero". Es familia de José Antonio y Alberto Porras. Tenéis más información sobre su amplia trayectoria cultural en su perfil de Facebook https://goo.gl/ZyYKWt

El escritor Salvador Moreno Valencia, natural de Setenil (nació en la Calle Alta en 1961) y afincado en Fuengirola, es autor de varias novelas y de numerosos artículos periodísticos y literarios. Entre otros, ha publicado “Pasos Largos, el último bandolero”. Tenéis más información sobre su amplia trayectoria cultural en su perfil de Facebook https://goo.gl/ZyYKWt

 

PEDRO ANDRADES
Gracias al escritor Salvador Moreno Valencia, natural de Setenil y afincado en Fuengirola,
por compartir su novela con los lectores de “Imagina Setenil”,
y a Fernando Ramos, biógrafo de “Pasos Largos” e investigador
de la Asociación Sociocultural Turóbriga de El Burgo  

 

“Pasos Largos” (1873-1934), el último bandido de la Serranía de Ronda, tuvo una vida de novela. Y así lo entendió el escritor Salvador Moreno Valencia (nacido en Setenil en 1961, en la calle Alta), quien enhebró esta entretenida recreación, de una magnífica factura, sobre la vida de ese otro personaje oriundo de nuestro pueblo, Juan José Mingolla Gallardo, un cazador furtivo aficionado a las cartas cuyas desafiantes andanzas por la sierra se hicieron populares en toda España. “Pasos Largos” era hijo de Ana Gallardo y del setenileño Cristóbal Mingolla Ramírez, a quien apodaban”Tobalito sin pena”. Éste tenía una barbería en la actual calle Ronda, junto al bar de Domingo, y un pequeño huerto que apenas les daba para sobrevivir, por lo que acabaron mudándose al Puerto de los Empedrados, en El Burgo, donde nació “Pasos Largos”. En esa barbería de Setenil arranca la novela de Santiago Moreno Valencia, una ficción sobre el desdichado y arrogante forajido cuyos tiroteos y desafíos a la Guardia Civil provocaron que el Ministerio de la Gobernación movilizara en 1916 un ejército para detenerlo y acabar con la mitificada fama de los bandoleros de la Serranía de Ronda. Juan Mingolla fue soldado en Cuba (1895) y se echó al monte tras el doble asesinato en el Cortijo Los Chopos de Arriate de un padre y su hijo que le denunciaron como cazador furtivo. De ahí pasó a convertirse en un fenómeno popular que “consiguió con sus trabucazos apagar los ecos en Andalucía de la Gran Guerra”. Así lo describe el periodista de “La Estampa” Sánchez-Ocaña en la última entrevista que concedió el forajido. Fue en 1934, cuando se disponía a salir de la cárcel de Málaga y poco antes de morir en un enfrentamiento con la Guardia Civil. Juaniyo (“por mal nombre Pasos Largos”, dice él mismo) cobró 1.000 pesetas de las de entonces porque era consciente de su perfil “mediático”. Al salir de la prisión tras 16 años encerrado, “Pasos Largos” rechazó el trabajo de guarda que le ofrecía un rico propietario de Cuevas del Becerro, Diego Villarejo, a quien había secuestrado años antes. En esa entrevista “Pasos Largos” vaticinaba su final a preguntas del periodista:
-“¿Qué va a hacer usted al salir de la cárcel?
-Volveré a Ronda -contestó.
-¿Y luego?
-Luego irá a la sierra para buscar una escopeta”
Noticia de la muerte de Juan Mingolla por disparos de la Guardia Civil en al revista "La Estampa", que le hizo la última entrevista. La reproducción de esta publicación nos la ha cedido José Ramírez.

Noticia de la muerte de Juan Mingolla por disparos de la Guardia Civil en al revista “La Estampa”, que le hizo la última entrevista. La reproducción de esta publicación nos la ha cedido José Ramírez.

 

LA HISTORIA REAL DE “PASOS LARGOS”.
(Del testimonio de Fernando Ramos en “Diario Sur”)

Natural de El Burgo, a Juan José Mingolla Gallardo ‘Pasos Largos’ (1873-1934) su vida solitaria en la sierra y su afición a la caza furtiva le puso en el punto de mira de la Guardia Civil. Soldado en Cuba en 1895, cuando regresa a su tierra se encuentra sin apenas familia, lo que le convierte en una persona solitaria que pasa la mayor parte del día en la sierra”, relata Fernando Ramos en una entrevista en Diario Sur. “Se aficiona al juego, tuvo muchas riñas y peleas a causa de ello, hasta que protagonizó un doble crimen, el de un padre y su hijo, cortijeros de la finca Los Chopos, de Arriate, que le habían denunciado por caza furtiva, y huyó a la sierra”. Una sierra que “conoce como la palma de su mano” y donde inicia sus hazañas y leyendas. Una de ellas habla de que estando huído logró desarmar a una pareja de la Guardia Civil y les dijo que regresaran a Ronda y contaran lo ocurrido a sus superiores, aunque posteriormente, en un acto poco usual de un delincuente con una imagen tan despiadada como lo dibujaban en la época, por medio de un muchacho les hizo llegar las armas a los agentes al pensar que éstos iban a sufrir un castigo de sus mandos.
Sus andanzas, descaro y atrevimiento trascendieron por toda España, y su busca y captura se convirtió en una tarea primordial para el Gobierno de entonces. Así hasta que en 1916, ‘Pasos Largos’ fue localizado por la Guardia Civil en uno de sus escondites. “Al parecer, la mujer de un cabrero lo delató. Tras un intenso tiroteo, consiguió escapar herido y tras caer por un barranco, donde permaneció inconsciente y malherido, pudo esquivar a los guardias”. Herido como estaba, “decidió ir a Ronda y acudió al Café Sibajas, en la calle La Bola, donde jugaba a menudo y conocía a su dueño, Antonio Sibajas, a quien le dijo que se quería entregar “. Una vez apresado, cuando era conducido por los guardias civiles, la gente de Ronda se arremolinó en la calle, lo vitoreó e incluso pidió su libertad.
El preso se benefició de las reformas penitenciarias realizadas por la malagueña Victoria Kent, directora general de Prisiones por aquel entonces, y posteriomente se le concedió la libertad condicional en 1932 por el Gobierno de la República, cuando llevaba cumplidos 16 de su condena. “Diego Villarejo, a quien había secuestrado, le ofreció entonces un empleo como guarda pero ‘Pasos Largos’ no tardó a echarse de nuevo al monte para continuar con sus andanzas, robando en cortijos y entrando en propiedades”. Así hasta que en marzo de 1934, la vida de ‘Pasos Largos’ llega a su fin. Fue poco después de que concediera la entrevista a la revista Estampa en la cárcel de Málaga, donde permanecía por varios delitos menores. Tras salir de prisión y volver a las andanzas, la Guardia Civil recibe un chivatazo de que el bandido se encuentra en la cueva de Solpalmillo, en Sierra Blanquilla. Guardias civiles procedentes de Ronda, Arriate, Igualeja, Serrato, El Burgo y Cuevas del Becerro realizan batidas por la comarca hasta que un grupo de ellos le sorprende. Y aunque, según Fernando Ramos, hay distintas versiones sobre este capítulo final, la oficial indica que fue la Guardia Civil la que acabó finalmente con su vida y con su leyenda y la de los bandoleros de la Serranía de Ronda y de Andalucía. De eso se han cumplido ya 80 años”.

pasos largos

Fernando Ramos, biógrafo de "Pasos Largos" e investigador de la Asociación Sociocultural Turóbriga de El Burgo (http://goo.gl/4uJWsA) Ha escrito seis volúmenes sobre el bandido natural de este municipio, donde tiene un monumento que recuerda su figura. Esta fotografía corresponde a una entrevista que le hizo José Manuel Alday en el "Diario Sur" que podéis leer en este enlace http://goo.gl/AE8zgP

Fernando Ramos, biógrafo de “Pasos Largos” e investigador de la Asociación Sociocultural Turóbriga de El Burgo (http://goo.gl/4uJWsA) Ha escrito seis volúmenes sobre el bandido natural de este municipio, donde tiene un monumento que recuerda su figura. Esta fotografía corresponde a una entrevista que le hizo José Manuel Alday en el “Diario Sur” que podéis leer en este enlace http://goo.gl/AE8zgP

 

Un pensamiento en “Pasos Largos, una vida de novela que arranca en una barbería de Setenil

  1. Estimado Pedro: En el espectacular mapa visual de Setenil que tenéis. el pie de foto de la Iglesia Mayor de la Villa, Cristo de la Vera Cruz y tesoro…¿no estaría más completo con la aclaración “Hdad. de los Blancos”? ;). Buen trabajo. Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s